El lenguaje y el idioma

¿El carácter define el idioma? El español, ¿se parece a los hispanohablantes? ¿Qué diferencias hay con otras culturas? ¿Son solamente fonéticas?

El idioma va ligado a su cultura: este es un hecho innegable. Si no ¿por qué diríamos que los españoles “gritan” al hablar o que las culturas latinoamericanas dulcifican el idioma? ¿Cantan los portugueses y brasileños al hablar? ¿Son prácticos los estadounidenses al haber simplificado las reglas fonéticas y formales del inglés clásico?

Cuando pensamos en nuestro idioma, el español, no podemos evitar hacer conexiones lógicas entre lo que decimos y nuestro carácter. Por ejemplo, los españoles tenemos fama de poseer un carácter extrovertido y arrogante. No destacamos por nuestra diplomacia o contención. Así, usamos palabras sonoras, con un registro alto de volumen y una fonética gutural notable: jarrón, jergón, juvenil, jactancia. Usamos terminaciones contundentes como: bendición, camión, atracón, redención. Nuestra “r” suena y reverbera en numerosas palabras y expresiones: raro, reto, perro, roto, prerrogativa… ¿sucederá lo mismo a los diplomáticos y con fama de “elegantes” franceses?

Pero no es solo que nuestro carácter defina el idioma, sino que también -y según la cultura local con la que nos encontremos- el idioma va adoptando diferentes perspectivas, tonos, acentos, sonoridades. Se ve claramente en las distintas regiones de España (y no digamos en comparación con las culturas latinoamericanas).

Así, en Andalucía, esa “j” y “r” tan sonoras en el Norte de España se dulcifican notablemente, se “economiza” el lenguaje y es bien conocido el seseo y ceceo del idioma en esta región española. Por ejemplo, se omite el sonido “s” en algunas terminaciones de palabras. Así, si en Salamanca decimos “mi chaqueta está a tu lado, ¿me la das?”, en Granada dirían: “mi chaqueta está a tu lado, ¿me la da(s)?”.

La economía del lenguaje… ¿tendrá que ver con la climatología de cada lugar? En Andalucía hace calor, en el Norte de España hace frío… ¿influirá esto en la forma en la que se usa el mismo idioma? El sonido de la “s” en ocasiones se convierte en un sonido de “z” aunque por escrito siga siendo la misma letra (una “s”) .La palabra “pensar” por ejemplo, en Jerez de la Frontera (Cádiz) se pronunciaría “penzar”, aunque seguiría escribiéndose con la letra “s” Las diferencias en cuanto al “ceceo” o al “seseo” entre unas provincias y otras es un tema apasionante que podríamos analizar a fondo, puesto que dentro de la misma región incluso, no todo el mundo “cecea” o “sesea” (por ejemplo, en Jerez se cecea pero en Cádiz, que es la capital de la provincia en la que ambas ciudades se encuentran, se “sesea”).

Si nos vamos a comparar con Hispanoamérica, las diferencias no solo son fonéticas. La misma palabra puede tener significados diferentes según se use en un páis o en otro. Así por ejemplo, la palabra “rapar”:
• República Dominicana: relación fuera del matrimonio. Ejemplo: Elena va a rapar con el amigo de su marido, ¡qué lío si se entera este!
• Colombia, España, Argentina, Chile: corte de pelo que deja la cabeza casi calva. Ejemplo: Cuando entras en el ejército, te rapan.

Y si nos vamos a pensar en las diferencias entre los miembros de una misma familia… :) El lenguaje es muy rico… y ¡se mueve!

Podríamos hablar de tantas y tantas diferencias entre modismos, expresiones, fonética y perspectiva… ¿el idioma configura nuestro carácter o es al revés? El lenguaje es una de las primeras y más básicas habilidades que desarrolla el cerebro en condiciones normales; tal vez vaya primero entonces. Pero, si no hubiera un carácter en el que fijarse… ¿sería capaz el cerebro de elegir qué lenguaje aprender?

Irene Miguel Escobar

Equipo Unamuno


Ejercicio: Relaciona las palabras de la columna de la izquierda con las de la columna de la derecha. Hay antónimos, sinónimos y definiciones. Envíanos tus respuestas.

05_10_19


¿Nos das tu reflexión? Envíanos tus respuestas a: info@spanishcoursesunamuno.com o participa en nuestro grupo de Facebook “Cafetería Unamuno”. Aprenderás vocabulario y sabrás un poco más sobre nuestra cultura. También puedes visitar nuestro grupo “Tormenta de Ideas de ELE” dirigido a profesionales de la enseñanza del español como lengua extranjera. ¿Te animas?

¿Quieres proponer alguna sección para nuestro blog? O mejor… ¿quieres ayudarnos a enriquecerlo con entradas externas como la tuya? Puedes hablar de lo que quieras, relacionado con el mundo del español: enseñanza del idioma, cultura, experiencias en España, costumbres, etc. Envíanos tu entrada a info@spanishcoursesunamuno.com y la publicaremos (por supuesto, con tu nombre). ¡También puedes escribir en tu idioma!